El universo, ¿5.777 años o 13.7 billones?

September 7, 2017

 

    Uno de los temas que más me fascina es el de la existencia del mundo.  El origen del universo ha capturado la atención de científicos, filósofos, maestros y cualquier hombre o mujer que se haya preguntado cómo es que existe este maravilloso mundo donde vivimos. ¿Una explosión? ¿Siempre existió? ¿Di-s lo creó?

   Hay diferentes métodos que se utilizan hoy en día para determinar la edad del universo (que se dice que es de 13.700 millones de años aproximadamente), aunque en lo personal, y por mi poco dominio del tema, consideraba que estos cálculos no eran lo suficientemente confiables. Pero esto no quita que sí representaba un gran obstáculo para mi creencia en la Torá, ya que como es sabido, en ella se afirma que el mundo tiene “apenas” 5.777 años de creado. ¿Cómo iba a poder reconciliar esta aparente contradicción cuando todo indicaba que había una gran discrepancia entre la Torá y la ciencia?

 

    Obtuve muchas respuestas a medida que indagaba más en el asunto. Estas son algunas de ellas:

  1. La Torá no le “debe” nada a la ciencia, por lo que no tiene por qué reconciliarse con ella.

  2. En los experimentos que se realizan con el Carbono 14, los científicos asumen que, a lo largo de la historia, los isótopos de carbono se encuentran prácticamente equilibrados en la atmósfera. Sabemos, por tradición, que durante el Diluvio en la época de Noaj, un compuesto que se encontraba en el agua era azufre, por lo que estas condiciones que los científicos asumen constantes, no eran iguales antes del Diluvio. Por lo tanto, los valores de “millones de años” son falsos.

  3. La ciencia ya ha cambiado varias veces sus valores estimados con respecto a la edad del universo, así que no son necesariamente confiables (hace unos años sostenía que el mundo tenía unos 15,000 millones de años y ahora estiman que unos 13,700 millones… Una “pequeña” variación de 1,300 millones de años).

     Les soy sincero, ninguna de las respuestas complacía mi mente. Es cierto que son buenas respuestas y son válidas, pero no lograban eliminar esta duda que, aunque a alguno le pueda parecer simple, para mí resultaba ser una gran barrera para mi creencia en la Torá.

     No fue hasta que un día un amigo me hizo una pregunta que lo cambió todo. Una pregunta que dio lugar a una respuesta que, a pesar de ser sencilla, resolvía perfectamente esta “contradicción” Torá y la ciencia:

 

- ¿Cuántos años tenía Adam cuando fue creado el sexto día?

 

- No sé… Como 20 años, me imagino.

 

- No. Cuando Adam fue creado en el sexto día tenía apenas unos segundos de vida, pues, ¿recién había sido creado no…?

 

- Sí, supongo que sí. Suena lógico… Pero, ¿a dónde quieres llegar con eso?

 

- Bueno si se cuenta que Adam habló con Eva y comió del fruto, se comprende que no era un bebé recién nacido. Tenía la inteligencia para poder hablar y los dientes como para poder comer.

 

- Ok…

 

- Vemos que Adam, el primer humano, cuando tenía apenas unos segundos de vida ya tenía un cuerpo con características de una persona madura. Entonces tenemos un “objeto físico” que tiene menos tiempo de creado de lo que aparenta… Si le hubiéramos aplicado el experimento del carbono 14 en ese momento, ¿qué valor obtendríamos? ¿Que Adam tenía cero años?

 

- ¡Increíble! Nunca lo había visto de esa manera.

 

- ¡Y no sólo eso! La tierra, las plantas, los árboles, las frutas… En el momento  de la creación ya existían todos estos listos y preparados para funcionar en un mundo en desarrollo… Di-s no creó un mundo “en pañales” donde tenía que pasar tiempo para que empezaran a crecer los árboles y que después de unos meses dar frutos… No. Di-s creó un mundo que ya era “viejo”.

 

- ¿Qué quieres decir con un mundo viejo?

 

- Me refiero a que si había frutos, como el que Adam comió, significa que este árbol tenía hojas, ramas, tronco y raíces que son necesarios para que un árbol de frutos. Y para que esto ocurra, el mismo árbol se nutre de los minerales de la tierra que provienen de animales, frutos y plantas en descomposición.

 

- ¿Qué estás diciendo que Di-s creó un mundo con animales ya muertos?

 

- ¡Posiblemente! Lo que estoy diciendo es que cuando Di-s creó el mundo... El mundo ya estaba listo para funcionar.

 

- Entonces si uno en ése momento hubiera picado un árbol por la mitad, ¿hubiera conseguido más de un anillo?

 

- Exactamente… En otras palabra, Di-s creó un mundo con cierta edad que aparenta otra.

 

   Al igual que en otras ocasiones que recibí buenas respuestas a preguntas que tenía, no puedo decir que ésta resolvió inmediatamente mi duda con respecto a la edad del universo. Pero ahora, veía el mundo y podía perfectamente entender que Di-s lo haya creado con características correspondientes a un mundo de millones de años a pesar de tener tan solo unos miles.

 

   Para reflexionar:

 

¿Te has detenido a pensar por un momento lo que significa que el mundo tenga 15 mil millones de años? Piensa un momento en ese número… Porque decirlo es muy fácil, pero trata de visualizar este astronómico número por un instante. ¿De verdad crees en estos números? Y si es así, ¿acaso alguno de nosotros se ha dedicado a corroborar estos cálculos? ¿Por qué si podemos creer en “15 mil millones de años” y no exigimos que nos lo demuestren…?

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Blog

Featured Posts

2000 piezas, un rompecabezas...

February 10, 2017

1/4
Please reload

Archive
Please reload

Follow Me
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon

Lychee Media C.A - Wix