¡Qué machista es el judaísmo!

January 25, 2017

 

No es un secreto el que muchos (y muchas) piensen que el Judaísmo es un tanto machista. ¿Y por qué no iban a creerlo si casi todas las Mitzvot de las 613 aplican sólo a los hombres? Además, la mujer no sube a leer la Torá, no está obligada a trabajar, al casarse se adapta a la línea de su esposo (si ella es ashkenazí pasa a seguir las costumbres sefardíes), siempre se habla de personas como Abraham, Moshé, David… más una serie de leyes y costumbres que hacen ver al Judaísmo un tanto machista. No fuera poco esto, tenemos la muy popular Berajá que recitan los hombres todas las mañanas: “Bendito eres Tú, Ado-nai nuestro Di-s, Rey del universo, que no me has hecho mujer”; que pareciera comprobar esta percepción.

 

Aunque estos puntos mencionados son prueba suficiente para demostrar que en el Judaísmo el hombre tiene un roll más importante que la mujer, sabemos que hay respuestas para todos ellos que explican por qué en realidad no es así. Pero hay una prueba que comprueba (valga la redundancia), que en realidad el hombre sí es más importante que la mujer:

 

En Rosh Hashaná Di-s creó al hombre. Esto quiere decir que el mundo fue creado el 25 de Elul (día que Di-s creó la luz; seis días después creó al hombre, el 1 de Tishrei). Es bien sabido por todos que el orden de la creación fue de manera tal que lo más importante fue dejado para el final para que: “El hombre sepa que todo fue creado para que él domine sobre ellos y los utilicé para sus necesidades”. Por lo tanto vemos que primero Di-s creó la luz, luego separó las aguas, después sacó la tierra de donde crecen árboles y frutos, seguidamente las luminarias, luego los peces, aves, reptiles, mamíferos y por último y más importante… El hombre. Vemos que, efectivamente, el hombre es el objetivo último de la creación de Di-s.

 

Este es la idea que tiene la mayoría pero, el que sepa bien cómo fue la creación notará que hay un pequeño error en el párrafo anterior… ¿Cuál es? Que en realidad el hombre no fue creado de último si no ¡la mujer! Una vez que Adám había sido creado Di-s formó de una de sus costilla a Eva, que siendo así, la hace la última creación por lo tanto la más importante de todas.

 

Entonces si es así, ¿por qué la mujer cumple menos Mitzvot que el hombre? Porque la mujer está en un nivel espiritual tanto más alto que el hombre que no requiere de todas estas Mitzvot que el hombre tiene que cumplir para acercarse a Di-s. Por ejemplo, el “simple” hecho de que una mujer tenga dentro de sí una criatura viviendo en ella, ese nivel, esa sensación, esa conexión que tiene con Di-s el hombre nunca va a llegar tenerla, o por lo menos, no le va a ser fácil conseguirla.

 

Pero también a raíz de este “desperfecto” que tiene el hombre y su “baja” condición es que tenemos todas estas Mitzvot que no son otra cosa que medios para acercarnos y relacionarnos con Di-s. Por eso es que los hombres dicen: “… que no me has hecho mujer”, queriendo decir, en otras palabras, que me has dado todos estos recursos (por ejemplo estudiar Torá, cumplir Mitzvot, entre otras) para estar conectado Contigo.

 

 

Podemos concluir que, Di-s sabe muy bien qué hizo y cómo lo hizo y que ambos, hombre y mujer, forman un papel esencial en la creación.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Blog

Featured Posts

2000 piezas, un rompecabezas...

February 10, 2017

1/4
Please reload

Archive
Please reload

Follow Me
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon

Lychee Media C.A - Wix